El Polvo Mágico de la Criptografía

El Polvo Mágico de la Criptografía

Cómo la información digital está cambiando nuestra sociedad

Publicado originalmente como "The magic dust of cryptography" el 17 de agosto de 2018 por Gigi. Traducido al español por Bob.

Ver el original

Imagina que tienes un martillo -un martillo mágico- que puede hacer pedazos cualquier cosa de un golpe. No solo eso, este martillo puede pulverizar todo lo que toca y convertirlo en un polvo fino y gris.

Imagina además que hubiera una poción mágica, una gota de la cual convertirá el montón de polvo de nuevo en aquello que habías hecho pedazos.

Esto nos lleva a algunas preguntas interesantes.

Supón que quieres visitar un país y que quieres llevarte tu pantalón de pijama favorito. El único problema, sin embargo, es que los pantalones están prohibidos en ese país. Puede que sea un país rarito, o tal vez esa sea precisamente la razón por la que quieres ir allí. Sea lo sea, no lo juzgo.

Ahora, recuerda que estás en posesión de ese martillo mágico. Lo usas con tu pantalón de pijama, y *tachán*, tienes una bolsita de polvo gris que puedes guardar en tu bolsillo. ¡El bolsillo de tu chaqueta, claro, porque te van a pedir que dejes todos tus pantalones en la frontera!

¿Dónde se halla exactamente el pantalón de pijama ahora? ¿En el polvo? ¿En la poción? ¿Existe en este momento dado? ¿Acaso tiene sentido el concepto de "tu pantalón de pijama", si todo lo que tienes es un polvo gris indistinguible y una gotita de poción mágica? ¿Y si solo necesitaras una gota de agua, y decir unas palabras mágicas, para convertir el polvo en un pantalón de pijama? ¿Y si el polvo fuera ubicuo, estando en todas partes a la vez?

Nosotros, como sociedad global, estamos actualmente en el proceso de transición del reino físico de las cosas al reino digital de la información. Avanzamos rápidamente hacia el fantástico mundo del país sin pantalones, y vamos a tener que actualizar nuestras concepciones previas de las cosas si queremos mantenernos cuerdos.

Muchas cosas que solían estar en trozos de papel son ahora digitales: tu billete de tren, tu tarjeta de embarque, entradas para un concierto, tarjetas de débito, tarjetas de crédito -todas estas cosas ya han pasado de estar impresas en papel a ser un montón de ceros y unos, desconectados del reino físico al que estamos tan acostumbrados.

Incluso esos trozos de papel que codifican valor en sí mismo están pasando lenta pero inexorablemente al reino puramente digital. Un creciente número de personas están dispuestas a convertir su dinero papel, arduamente ganado, en bitcoin, dejando totalmente atrás el mundo del dinero físico.

Con el tiempo, más y más valiosos trozos de papel serán engullidos por esta digitalización. Pronto tu carnet de conducir, tu pasaporte, tu certificado de nacimiento y otros documentos serán digitales.

¿Por qué es esto importante? La información digital es considerablemente diferente de los artefactos físicos. Se puede fácilmente mezclar, despedazar y volver a juntar. Tiene unas características totalmente novedosas comparada con las cosas físicas a las que estamos tan acostumbrados. Se puede duplicar perfectamente, comprobar su autenticidad al instante, y esconder a simple vista. La información es independiente de un sustrato físico y puede, por tanto, tomar virtualmente infinitas formas.

"Jefersson hubiera sido todo cripto"

Es imposible decir cuáles serán las implicaciones de esta digitalización. No estamos acostumbrados a este mundo de la información: desprovisto de forma física, tacto y olor.

¿Te acuerdas del cuento del país-sin-pantalones? Volvamos a este extraño y maravilloso mundo, pero con un cambio: tu pantalón de pijama es ahora tu pasaporte.

Digamos que tienes un pasaporte digital adecuadamente encriptado y una clave de descifrado suficientemente larga. Pones el pasaporte encriptado en un sitio y la clave en otro. ¿Dónde está el pasaporte, exactamente? ¿A o B? ¿Por en medio más o menos? ¿Acaso existe? ¿Tiene de entrada sentido preguntarse por el "dónde"?

¿Y si subes tu pasaporte encriptado a la nube o a un sistema de almacenamiento distribuido como ipfs? ¿Y si tu pasaporte fuera ubicuo, estando en todo el mundo? ¿Y si memorizas la clave como una frase mnemónica? ¿Está tu pasaporte en tu cerebro ahora?

¿Tiene acaso sentido el concepto de "tu pasaporte", si todo lo que tienes es acceso a internet y unas cuantas palabras mágicas?

Advertencia: La siguiente sección contiene ejemplos de claves privadas. No importes ninguna clave privada ni envíes bitcoins a las direcciones asociadas; perderás tu dinero.

Toma bitcoin como otro ejemplo: ya no estás en posesión de monedas físicas, ni de ningún artefacto físico con este fin. Por mucho que llamen monedas a estas cosas nada cambiará. Ni siquiera los hardware wallets cambian esto. Tú estás en posesión de un pedazo de información, tu clave privada, que te permite gastar tus fondos. Efectivamente, tu clave privada es tu dinero, que a su vez es información. Por tanto, tu dinero es pura información.

Nunca jamás hagas esto. Cualquier persona que conozca tu clave privada puede robar tus fondos.

Una clave privada no es más que un montón de bits aleatorios. Se puede codificar como un montón de ceros y unos

0010111011001011101110101011010110001001101111010001011010100110001001110010101110101010101100000001101100000111000000011100010100100001000001010001011011100000111000111010101001111101000110111010100011011111000101111100000110100010110110000010101010111111

También podrían ser cabezas y colas, como señaló Andreas M. Antonopoulos en Mastering Bitcoin:

"La clave privada de bitcoin es solo un número. Puedes escoger tus claves privadas aleatoriamente usando simplemente una moneda, papel y lápiz: Echa la suerte 256 veces y tendrás los dígitos binarios de una clave privada aleatoria que puedes usar en un wallet de bitcoin." 

-Andreas M. Antonopoulos

La misma información se puede representar como un número normal:

21166349608056686127730669456997431530107294209230839699814678496870930066111

También podemos usar el sistema hexadecimal para representar este número, para que sea un poco más corto:

12e188aeb7c9aeb0eef7fac7c89e3b9b535a30b2ce8d6b74b706fa6f86b061e4

Y una representación todavía más corta sería el formato wallet import:

5HxbsUekuCLjzLQujGb6QuzkDUMxQETQRgWjcJPx21hFsfDS3Fq

La misma información se puede codificar como un código mnemónico, resultando en estas 24 palabras, que podrías recordar con un poco de práctica:

concert, frozen, pull, battle, spend, fancy, orient, inside, quiz, submit, scare, mechanic, awake, mercy, lock, inside, language, tag, dash, control, borrow, hip, print, absorb

O, si eres japonés/a:

かんち 、さべつ 、なにごと 、うくれれ 、ぴんち 、このよ 、てあみ 、せたい 、におい 、へいあん 、はいすい 、たそがれ 、いらい 、だっしゅつ 、そんみん 、せたい 、そうき 、ほこう 、きよう 、きうい 、うんどう 、しょもつ 、どようび 、あけがた

Por supuesto, también podemos codificar esta información como varias imágenes.

Clave privada como código QR

Clave privada codificada como colores hex

Lo mismo de arriba pero como un píxel por color

También puedes ser más creativo y esconder una clave privada de bitcoin en una obra de arte

"TORCHED H34R7S" por YT, un puzle que esconde 4.87 bitcoin a simple vista.

Captas la idea.

. . .

¿Por qué es esto importante? Nuestra manera actual de hacer las cosas está adaptada al mundo físico, no al digital. Algunas leyes y regulaciones que tenían sentido previamente puede que no sean muy útiles en el abstracto espacio de los ceros y unos.

"Los bancos centrales ahora no tienen forma de frenar la competencia simplemente pasando leyes como siempre han hecho. Ahora se enfrentan a un competidor digital que muy probablemente no puede ser sometido a las leyes del mundo físico." 

-Saifedean Ammous, The Bitcoin Standard

Gobiernos y corporaciones tratarán continuamente de ilegalizar ciertos tipos de información. Es probable que la última batalla de las crypto wars (cripto guerras) todavía no haya ocurrido, y aún así parece que cada vez resultará más y más difícil para los gobiernos y empresas declarar ilegal el uso de estos algoritmos. Después de todo, estos trucos matemáticos mágicos son información en sí mismos, haciéndolos virtualmente imparables, exactamente igual que la información que manejan.

Mientras no estemos bajo la ley de una dictadura totalitaria global, la gente continuará ejerciendo su libertad de expresión imprimiendo algoritmos de encriptación en camisetas, diseñar banderas para distribuir claves criptográficas y cantar canciones que contienen información ilegal.

Bandera de la Libertad de Expresión por John Marcotte.

Debido a la naturaleza de la información comentada anteriormente, ilegalizar cualquier  información trae absurdas consecuencias. Ya que la información se puede codificar de mil maneras, prohibir información termina en números ilegales y otros despropósitos. 

"Cualquier pieza de información digital se puede representar como un número; por lo tanto, sí comunicar un pedazo de información específica es de algún modo ilegal, entonces el número debe ser ilegal también."  

-Contribuidores de Wikipedia. Número ilegal (esta versión)

. . .

Tal vez pienses que el cuento del país sin pantalones es ridículo, pero ya estamos viviendo en este mundo - cuento de hadas o no.

Tomemos un ejemplo concreto: Al cruzar las fronteras de Estados Unidos con una gran bolsa de dinero, se te pide por ley declarar cuánto dinero llevas contigo si superas los 10,000$:

"[...] si una persona o personas viajando juntas y rellenando una declaración conjunta (CBP Form 6059-B) poseen 10,000$ o más en moneda o instrumentos monetarios negociables, deben cumplimentar un "Informe de transporte internacional de moneda e instrumentos monetarios" FinCEN 105 (antes CF 4790)."

Esto es fácil de imponer y ejecutar si de hecho llevas una bolsa de dinero contigo. Supongamos que llevas más de 10,000$ en bitcoin. ¿Dónde exactamente está tu dinero? ¿En la blockchain, es decir, en todas partes? ¿Es tu clave privada tu dinero? ¿Y si tu clave privada fuera un pequeño aparato? ¿Qué pasa si lo llevas contigo en forma de un par de palabras en un trozo de papel? ¿Y si fuera un código QR tatuado en el interior de tus labios? ¿Qué ocurriría si tuvieras un billón de dólares almacenados en tu cerebro? ¿Deberías entonces declarar esas palabras que tienes en el cerebro?

Esta es la cosa más difícil de la información: que no es una cosa. La información trasciende el reino físico.

. . .

Estos conceptos alienígenas se están colando lenta pero inexorablemente en nuestra vida cotidiana, alterando la balanza de poder de la sociedad a medida que van siendo entendidos y adoptados por más y más gente.

Como todas las herramientas, la criptografía no es ni buena ni mala. Si se usa y comprende adecuadamente, puede ser una fuerza liberadora. Puede permitir a la gente hablar claro y contribuir a diseminar información donde de otro modo sería censurada. Puede garantizar la libertad de expresión y el anonimato. También puede hacer posible crímenes imparables, llevar a una pérdida accidental de información, y permitir nuevas formas de chantaje y extorsión. En manos de tiranos, puede actuar como una fuerza de opresión. A pesar de todo esto, no deberíamos temer ni descartar estas tecnologías. Deberíamos esforzarnos en entenderlas.

Ya vivimos en un mundo donde tanto un tecno-panóptico totalitario y un sistema anarco-capitalista como el soñado por los cypherpunks es una realidad.

Los ordenadores transformaron el abstracto mundo de las matemáticas en máquinas tangibles que interactúan con el mundo. Internet conectó estas máquinas creando una red global, sin fronteras. La criptografía y la descentralización están haciendo que el intercambio de información sea imparable. ¿Qué pasará si más y más cosas llegan a ser pura información? ¿Cuáles son las consecuencias de que haya códigos indestructibles y resistentes a la censura?

El código para un arma impresa en 3D en formato libro.

Estamos entrando en una nueva era. Una era en la que se puede guardar información en una caja fuerte digital que no se puede abrir a la fuerza. Una era en la que puedes transferir valor global y casi instantáneamente sin el permiso de nadie. Una era en la que artefactos físicos pueden ser descargados e impresos por un coste marginal cercano a cero. Una era en la que inventos capaces de cambiar el mundo se hacen a través de entidades desconocidas. Una era en la que puedes convertir cualquier cosa en polvo criptográfico mágico y todo lo que tienes que hacer para transformarlo en algo útil de nuevo es decir unas palabras mágicas.

. . .

Espero que hayas disfrutado de esta excursión al mundo de Bitcoin. Si quieres apoyar a Gigi a traer educación gratis sobre Bitcoin al mundo ponte en contacto con él, o pincha unos aplausos en el artículo original en medium, o incluso envíale unos satoshis, a través de la bestia que es Bitcoin. "Muchas gracias por todo el apoyo, y gracias por leer."

. . .

Traducido al español por Bob.

Esta publicación está registrada bajo la licencia CC BY-SA 4.0.


Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-ShareAlike 4.0 International License.

Comentarios

Entradas populares de este blog